Pulseras DIY paso a paso

Hola y bienvenidxs al penúltimo vídeo de la semana intensiva de pulseras de la amistad. Espero que estés disfrutando con los vídeos de esta semana y sobre todo que te estés inspirando para hacer tus propias creaciones. Hoy os traigo una pulsera súper fácil de hacer, rápida y bonita, ¿qué más se puede pedir? Pues hay más, como lleva goma, te la puedes poner y quitar muy fácilmente.

Para hacer esta pulsera necesitaremos los siguientes materiales:

  • Goma gruesa redonda
  • Tijeras
  • Regla
  • Mechero
  • Alambre trenzado de bisutería o hilo de pescar
  • Chafas
  • Alicates de bisutería
  • Cuentas de cristal facetado
  • Anillas
  • Adornos para pulseras
  • Borlas pequeñas

El primer paso es cortar un trozo de cuerda. Mi muñeca mide 15 cm, así que voy a hacer una pulsera de 16 cm para que no me apriete. La pulsera tiene dos partes, la parte de la goma que deberá medir unos 10-11 cm y la parte de las cuentas que medirá unos 4-5 cm. Por lo que cortamos un trozo de cuerda de un poco menos de 30 cm, 10-11 cm que es lo que necesitamos para la pulsera, más 10 cm por cada nudo lateral: 10 + 10 + 10 cm.

Para una pulsera de 18 cm, necesitarás un trozo de cuerda de unos 32 cm, 12-13 cm para la pulsera más 10 cm por cada nudo.

Si quieres hacer un collar de 30 cm y quieres que la parte de la goma mida unos 20 cm, deberás cortar un trozo de cuerda de 40 cm, 20 para el collar más 10 cm por cada uno de los nudos laterales.

Para hacer el nudo, doblamos la goma por uno de los extremos y a los 4 cm la volvemos a doblar. Enrollamos la goma desde el ojal que hemos formado primero hasta el segundo ojal. Introducimos la goma por el segundo ojal y estiramos de ella. Apretamos bien el nudo. Vamos recolocando la goma hasta conseguir el tamaño de ojal que nos vaya bien. En este caso necesitamos uno bien pequeño.

Hacemos lo mismo con el otro lado, calculando que esta parte de la pulsera debe medir entre 10 y 11 cm.

Cuando ya tengamos los dos nudos hechos, antes de cortar el exceso de goma, yo le pondría un poquito de pegamento para asegurar mejor el nudo. Cortamos el exceso de goma y quemamos la punta para un resultado más pulido.

Hemos acabado la primera parte de la pulsera, ahora vamos a por la segunda. Para esta segunda parte necesitaremos o bien el hilo de acero enrollado, que es un hilo flexible con un recubrimiento de plástico y que cuesta un poco de encontrar, o un simple hilo de pescar transparente. He probado los dos y van igual de bien, aunque el hilo de acero es más resistente.

Pasamos una chafa por el hilo y después lo pasamos por el ojal. A la vuelta, lo volvemos a pasar por la chafa. Apretamos la chafa con los alicates para dejarla fija. Antes de chafarla, debes asegurarte que está en el lugar dónde quieres que esté, porque una vez la aprietes, ya no la podrás mover.

Si hay exceso de hilo, lo cortamos. Ahora pasamos las cuentas por el hilo de la forma que más nos guste. Como puedes ver en el vídeo, yo he utilizado cuentas de cristal facetado, unas mini borlas, unas cuentas doradas y un elefante. Si quieres adornos que cuelguen de tu pulsera, seguramente necesitarás anillas para pasarlos.

Cuando ya tengamos el diseño que nos gusta y de la medida que necesitamos, pasamos la chafa por el alambre y éste lo pasamos por el ojal. De retorno lo volvemos a pasar por la chafa y la apretamos. Intenta que el hilo esté lo más apretado posible para que no se vean huecos entre las piezas. Intenta pasar el hilo sobrante por la cuenta más pegada a la chafa para un mejor acabado.

Ya tenemos nuestra pulsera la mar de divina acabada. ¿Qué te parece? A mí me encanta cómo ha quedado, pero lo mejor de todo es lo comodísima que es.

Espero que este proyecto te haya sido útil y que te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos mañana con el último vídeo de la semana intensiva de pulseras de la amistad!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *