Pulseras de nudos corredizos

Hola y bienvenidxs a un nuevo vídeo de la semana intesiva de pulseras de la amistad. Hacía tiempo que quería probar este tipo de cierre de 2 nudos corredizos, es súper fácil de hacer y si no te gusta que de tus pulseras cuelguen los finales necesarios para el cierre de nudo plano de macramé, esta idea te va a ir genial.

Para que se vea mejor cómo hago los nudos corredizos, voy a explicarlo en primer lugar con una cuerda gruesa. Si no has hecho nunca este tipo de nudo, te aconsejo que empieces practicando con cuerda gruesa, se ven mucho mejor los pasos y son más fáciles de hacer.

Para hacer estos nudos deslizantes te recomiendo que utilices una pajita o un tubito por dónde te quepa la cuerda.

Hacemos un círculo con la cuerda y ponemos uno de los extremos al lado del otro. Colocamos la pajita y enrollamos uno de los extremos de la cuerda rodeando la pajita y las 2 cuerdas. Pasamos el final de la cuerda por el interior de la pajita. Retiramos la pajita y apretamos el nudo con cuidado. Ya tenemos nuestro primer nudo deslizante hecho, fácil ¿verdad?

Ahora vamos a por el segundo. Colocamos la pajita sobre las 2 cuerdas y enrollamos la otra cuerda sobre la pajita y las 2 cuerdas. Debes empezar a enrollar la cuerda por la parte más alejada del primer nudo y meter la cuerda por la pajita por la parte más cercana al primer nudo.

Retiramos la pajita y apretamos el segundo nudo. Ya tenemos los 2 nudos deslizantes hechos.

Esta técnica queda también preciosa en collares y tobilleras. Hoy os voy a explicar cómo hacer una pulsera.

Como ya he comentado antes, con una cuerda fina, siempre es más difícil. Así que si ya has practicado con la cuerda gruesa, vamos a pasar al siguiente nivel.

En esta pulsera voy a poner un corazoncito de color plata. Si quieres poner una decoración a tu pulsera, debes meterla siempre antes de empezar a hacer los nudos.

Para calcular la cantidad de cuerda que necesitamos debemos multiplicar por 3 la medida de nuestra muñeca. Por ejemplo, si queremos una pulsera de 10 cm, necesitaremos un trozo de cuerda de un poco menos de 30 cm. Si queremos una pulsera de 15 cm, necesitaremos un trozo de cuerda de 45 cm. Con esta regla, siempre te sobrará un poco de cuerda, pero como siempre digo, prefiero que sobre un poco de cuerda que no que me falte.

Metemos el corazón y hacemos un círculo con las cuerdas. Repetimos los mismos pasos que hemos hecho con la cuerda gruesa.

Ponemos uno de los extremos al lado del otro. Colocamos la pajita y enrollamos uno de los extremos de la cuerda rodeando la pajita y las 2 cuerdas. Pasamos el final de la cuerda por el interior de la pajita. Retiramos la pajita y apretamos el nudo con cuidado. Ya tenemos nuestro primer nudo deslizante de la pulsera hecho.

Ahora vamos a por el segundo. Colocamos la pajita sobre las 2 cuerdas y enrollamos la otra cuerda sobre la pajita y las 2 cuerdas. Debes empezar a enrollar la cuerda por la parte más alejada del primer nudo y meter la cuerda por la pajita por la parte más cercana al primer nudo.

Retiramos la pajita y apretamos el segundo nudo. Ya tenemos los 2 nudos deslizantes hechos.

Ahora es el momento de cortar las cuerdas sobrantes y con la ayuda de un mechero quemar bien los finales.

Ahora sí que tenemos nuestra pulsera acabada.

¿Qué te ha parecido?

Espero que este proyecto te haya sido útil y que te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos mañana!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *