Pulseras de hilo fáciles y rápidas

Hola y bienvenidxs al último vídeo de la semana intensiva de pulseras de la amistad!!! Espero que hayáis disfrutado muuuucho con estas ideas y que las pongáis en práctica para vosotrxs mismxs o para regalar a vuestrxs amigxs después de las vacaciones. La última pulsera que os traigo me parece simplemente preciosa y lo mejor de todo, es súper fácil de hacer.

Para hacer esta pulsera necesitaremos los siguientes materiales:

  • Cuerda de algodón gruesa
  • Regla
  • Tijeras
  • Hilos de colores

El primer paso es cortar un trozo de cuerda de unos 60 cm. La doblamos por la mitad. Esta cuerda será la base de la pulsera. En un extremo, haremos un ojal y en el otro un nudo que debe entrar por el ojal para cerrar la pulsera. Es mejor que el nudo entre justo por el ojal, que no hacer un ojal demasiado grande.

Ahora cortamos un trozo de hilo del color que más nos guste para unir las 2 cuerdas.

Doblamos el hilo y colocamos la parte doblada cerca de lo que será el ojal. Empezamos a enrollar el hilo por el otro extremo. Intenta que el hilo quede bien apretado y que no haya huecos entre vuelta y vuelta.

Cuando lleguemos al final, pasamos el extremo del hilo por el ojal que se ha formado. Estiramos del hilo que está más alejado del ojal. El hilo quedará oculto por debajo de las vueltas que hemos dado. Cortamos los sobrantes.

Podemos hacer lo que queramos, a nuestro gusto. Toda la pulsera del mismo color o combinar dos o más colores. Yo he optado por combinar varios colores y el resultado me ha encantado.

También puedes cubrir con hilo solo la mitad de la pulsera y en la otra mitad, dejar las dos cuerdas descubiertas. Otra opción enrollar el hilo aquí y allá y dejar entre medio trozos de las cuerdas base visibles. Lo que más te guste y te apetezca en ese momento.

Es una pulsera muy fácil de hacer, solo tienes que ir enrollando el hilo.

Si los hilos que utices son más gruesos, irás más rápido y si son más finos, tardarás más en cubrir toda la pulsera.

De la forma que te he explicado, los finales quedan seguros y ocultos por debajo del hilo enrollado. Si no te apetece hacerlo así, también puedes ir poniendo pegamento en las cuerdas base e ir enrollando los hilos y cortando los sobrantes.

Cuando ya hayamos cubierto toda la superficie de la pulsera con hilos, hacemos un nudo al final. En mi caso, al hacer el nudo, ha quedado un trozo de cuerda sin hilo enrollado, así que después acabaré de cubrir esa zona con hilo para un mejor acabado.

Después de hacer el nudo, desenrollamos las 2 cuerdas bases para hacer una borla al final de la pulsera. Igualamos los hilos.

Ahora sí que tenemos nuestra pulsera de hilos acabada ¿Qué te ha parecido? ¿Te ha gustado la combinación de colores?

Un truquillo para ponerte y quitarte la pulsera tu solx es, sin ponerte la pulsera en la muñeca, meter un trocito corto de la borla por el ojal, ponerte la pulsera en la muñeca y estirar de los hilos de la borla hasta que el nudo pase por el ojal.

Espero que este proyecto te haya sido útil y que te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos mañana!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *