Pimientos asados con Thermomix

Hoy en Artencasa voy a preparar unos pimientos “asados” con Thermomix. No son exactamente pimientos asados al uso, ya que el Thermomix no asa, pero la verdad es que se parecen mucho.

Para hacer los pimientos asados con Thermomix necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 pimientos rojos medianos
  • 1,5 litros de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • Film de cocina
  • 2 ajos
  • Thermomix con Varoma

El primer paso es añadir el litro y medio de agua al Thermomix y programar 45 minutos – temperatura Varoma – velocidad 2.

Colocamos el Varoma sobre el Thermomix y preparamos los pimientos. Los lavamos y los envolvemos con film de cocina, los ponemos en el Varoma y los tapamos con la tapa transparente.

45 minutos después, destapamos el varoma y comprobamos que están blanditos, si no es así, los dejamos unos minutos más. Permitimos que se enfríen un poco antes de retirar el film de cocina, ya que si no nos podemos quemar. En el vídeo, yo los desenvolví cuando aún estaban demasiado calientes para mí, digo para mí porque se ve que me quemo con cosas que los que están a mi alrededor no se queman, pero yo juro que me quemo. No sé si a ti te pasa lo mismo, pero yo aguanto muy poco el calor.

Seguimos, una vez tengas los pimientos desenvueltos, abrélos sobre un recipiente y vierte el líquido que hay en el interior de los pimientos, reserva este líquido para después conservarlos en la nevera.

Pela los pimientos con cuidado de solo retirar la piel y no la carne. Tira las pepitas.

Utiliza una tabla y un cuchillo afilado para cortar tus pimientos a tiras finas (de arriba a abajo). Añade las tiras al líquido que hemos reservado previamente.

Ahora toca pelar y cortar 2 dientes de ajo crudos a rodajas finas. A mí me encantan los pimientos asados con ajo, pero si no te gusta, puedes añadir cebolla asada, berenjena asada, una mezcla de varios ingredientes, etc. Lo que más te guste.

Para pelar los ajos más fácilmente, una buena técnica es aplastarlos un poco con un cuchillo de cocina como se puede ver en el vídeo. Si quieres que no te huelan las manos a ajo todo el día, lava el cuchillo con el que has cortado los ajos con tus dedos y un poco de jabón, eso sí, ten cuidado de no cortarte. Parece una tontería, pero el contacto de tus dedos con la hoja del cuchillo hace que el olor desaparezca rápidamente, por lo menos a mí me funciona.

Una vez tenemos los ajos cortados a rodajitas, los añadimos a los pimientos. Alíñalos a tu gusto, yo les echo aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. Remuévelos bien y guárdalos en la nevera.

Puedes conservar tus pimientos en la nevera durante una semana en perfectas condiciones.

Es una receta muy fácil a la que puedes sacar mucho partido, por ejemplo, los puedes echar en las ensaladas, para decorar la ensaladilla rusa, a las tostadas con atún y anchoas, para acompañar platos de carne o pescado… A mí me encanta tenerlos siempre en la nevera 😉

Espero que te haya servido este post!!! Nos vemos en breve!!!

Cualquier pregunta que tengas puedes hacerla en los comentarios del Blog o en mi canal de Youtube.

A continuación te dejo algunos enlaces a Amazon, por si aún no tienes Thermomix y te quieres comprar una.

Thermomix y recambios

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *