DIY Wall Hanging de fases lunares – moon phases

Hola y bienvenidxs un miércoles más a Artencasa!!! Hice hace poco un móvil de fases lunares y hoy os traigo otro!!! El otro era vertical y éste es horizontal. Este wall hanging es algo muy fácil de hacer y que queda precioso para decorar tu pared. Depende del tamaño que lo hagas, puede ser una idea estupenda para decorar el cabezal de la cama.

Para hacer esta decoración de pared de fases lunares necesitarás los siguientes materiales:

Hay bastantes materiales, pero puedes adaptarlos un poco a los que tengas a mano o en casa 😉

El primer paso es moldear la pasta clay, aplanarla con la ayuda del rodillo o de un plato hasta que tenga la altura deseada. Cortamos con un cortador redondo o con el cúter. En esta ocasión, me gusta más el resultado con el cúter porque así los laterales no quedan aplastados. Vamos dando forma a las lunas en todas sus fases.

Las dos más complicadillas para darles forma son las que corresponden al inicio de la luna creciente y al final de la luna menguante porque son las más finitas.

Como ya he dicho alguna vez cuando trabajo con arcilla polimérica, una vez hayamos aplanado el bloque de arcilla es imprescindible separarlo de la superficie y volverlo a colocar antes de cortar. Así lo despegamos antes de darle forma y una vez cortado nos será mucho más fácil despegarlo sin deformarlo.

Es el momento de hornear nuestras lunas para que se endurezcan. Las colocamos sobre el papel de horno y las calentamos.

Normalmente esta arcilla se endurece a una temperatura de 110º – 150º durante 15 – 30 minutos. Se puede endurecer en el horno de casa sin problemas, eso sí, no endurezcas arcilla polimérica a la vez que haces magdalenas. Una vez hayas acabado de hornear tu pasta, deja el horno abierto para ventilar. Si no te fias de poner la pasta en el horno de casa, puedes introducir las piezas en un recipiente de cristal con tapa especial para horno, así la pasta no estará en contacto directo con tu horno. Si te pasas con el horneado la pasta puede quemarse y entonces sí, expulsar gases nocivos para la salud.

Según las instrucciones de esta marca, podía hornear las piezas a 130ºC durante 15-30 minutos, he optado por 15 minutos porque son piezas pequeñas. No hace falta precalentar el horno.

Después de los 15 minutos, las he dejado enfriar sobre el mármol y ya se pueden manipular, las piezas están duras como una piedra.

Vamos a lijar las imperfecciones de nuestras lunas con la ayuda de una lija fina. Cuando hayamos acabado las limpiamos con un trapo y ya están listas para que las pintemos.

Para pintarlas he utilizado mi pintura dorada 😉 Solo les pinto el contorno. Hay que tener cuidado pintando para no manchar la luna por delante ni por detrás, pero si la manchamos un poco, no pasa nada, después pasamos la lija por la zona y solucionado. Para un buen resultado, son mejor un par de capas. Las dejamos secar completamente.

Como ya he dicho, si nos hemos pasado un poco con la pintura, ahora lo podemos solucionar con la lija, es súper fácil.

Ya tenemos nuestras lunas listas para montar nuestro wall hanging. Cortamos un trozo de cuerda que vaya de un extremo al otro de la rama y la atamos.

Las lunas «inicio de creciente» y «final de menguante» las pego con la ayuda de la pistola de silicona a cada uno de los extremos de la rama por encima de la cuerda.

Ahora pegamos el resto de lunas a la cuerda con la silicona caliente por orden. Después del inicio de la luna creciente, va el cuarto creciente, la luna gibosa creciente, la luna llena o plenilunio, la luna gibosa menguante, el cuarto menguante y el final de la luna menguante que es la que hemos pegado al final de la rama.

Pegamos las lunas a la misma distancia unas de otras para que se vea un resultado uniforme.

También ponemos una cuerda en la parte superior de la rama para poder colgar nuestra decoración de pared.

Aseguramos todos los nudos con un poco de silicona para que no se deshagan.

Quiero colgar de cada luna, menos de las dos de los extremos, un cuarzo. Así que con un alambre de bisutería y los alicates voy a hacerles los enganches para poderlos colgar de la cuerda.

Pasamos un trozo de alambre por el agujero del cuarzo, doblamos por la mitad y con la ayuda de los alicates de punta redonda, redondeamos el alambre y lo enrollamos sobre sí mismo. Cortamos el exceso de alambre y lo aplanamos.

Cuando ya tengamos los 5 cuarzos acabados, ya podemos colgar nuestro wall hanging para acabarlo.

Necesito colgarlo para saber a qué medida tengo que poner la cuerda vertical para que las lunas no se venzan para delante.

Cortamos varias cuerdas teniendo en cuenta que las lunas están a diferentes medidas y que al final de la cuerda ataremos el cuarzo también a diferentes alturas en forma de flecha.

Atamos la cuerda a la rama y la pegamos a la luna por detrás, al final atamos el cuarzo. Si no te convence alguna luna cuando la hayas pegado, con cuidado puedes retirar la cuerda y la silicona y volver a pegar hasta conseguir el resultado deseado.

Ahora sí que tenemos nuestra decoración de pared de fases lunares acabada, ¿qué te parece?

¡¡¡A mí me encanta!!!

Espero que el post te haya sido útil y te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos la semana que viene!!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *