DIY plumas de macramé paso a paso

Hola y bienvenidxs una semana más a Artencasa!!! En la manualidad de hoy vamos a trabajar con hilo 😉 y nudos de macramé que sé que a muchxs os encantan. Vamos a hacer plumas!!! y después con estas plumas contruiremos un wall hanging, que puede quedar precioso para decorar una pared o para regalárselo a alguien.

Para hacer esta decoración de pared con plumas de macramé necesitaremos los siguientes materiales:

El primer paso es cortar 3 trozos de hilo de unos 60 cm. Si quieres unas plumas muy pequeñas, deberás cortar menos hilo y si quieres unas plumas muy grandes, deberás cortar más trozo de hilo. Si estás utilizando un hilo muy grueso, con una tira, ya tendrás suficiente. En mi caso, como el hilo que estoy utilizando es bastante fino, necesito 3 hilos.

Doblamos los hilos por la mitad y hacemos un nudo en el centro. Cortamos muuuuuchos trozos de hilo de unos 10-15 cm cada uno.

Antes de explicarte cómo hacer la pluma, te quiero explicar cómo hacer el nudo con un hilo grueso para que lo puedas ver mejor. Para hacer estas plumas, siempre tenemos que hacer los nudos de la misma forma.

Doblamos dos hilos por la mitad, ponemos el de la izquierda doblado por encima del hilo central. El de la derecha, lo pasamos doblado por debajo del hilo central. Pasamos el final del hilo de arriba, por dentro del hilo de debajo en la parte izquierda. Ahora pasamos el hilo de debajo, por dentro del hilo de arriba en la parte derecha. Estiramos de ambos hilos y ya tenemos nuestro primer nudo acabado.

Al principio puede parecer complicado porque tenemos que fijarnos en cómo pasar los hilos, por dónde empezar… pero a medida que vayáis haciendo los nudos, os resultará mucho más fácil, lo prometo.

Como ya he comentado, todos los nudos debemos hacerlos exactamente igual. Doblamos dos hilos por la mitad, ponemos el de la izquierda doblado por encima del hilo central. El de la derecha, lo pasamos doblado por debajo del hilo central. Pasamos el final del hilo de arriba, por dentro del hilo de debajo en la parte izquierda. Ahora pasamos el hilo de debajo, por dentro del hilo de arriba en la parte derecha. Estiramos de ambos hilos y ya tenemos nuestro nudo acabado.

Como en todos o casi todos los trabajos de macramé, los nudos siempre debemos apretarlos con la misma fuerza para que se vea un trabajo uniforme.

Si no has hecho nunca este nudo, te recomiendo que hagas tu primera pluma con un nudo grueso, así te será más fácil. En mi caso, como el hilo que quiero utilizar es fino, necesitaré 3 hilos por lado.

El nudo se hace exactamente igual. Doblamos dos hilos por la mitad, ponemos el de la izquierda doblado por encima del hilo central. El de la derecha, lo pasamos doblado por debajo del hilo central. Pasamos el final del hilo de arriba, por dentro del hilo de debajo en la parte izquierda. Ahora pasamos el hilo de debajo, por dentro del hilo de arriba en la parte derecha. Estiramos de ambos hilos y ya tenemos nuestro nudo acabado.

Cuando ya tengamos la pluma hecha a la medida que queramos, hacemos el penúltimo nudo con solo 2 hilos en lugar de 3 y el último nudo con solo 1 hilo en lugar de 3.

Antes de dar forma a la pluma, la peinamos con un cepillo o peine.

La siguiente parte la voy a hacer con la pluma de color rosa para que veáis mejor lo que hago. Colocamos la pluma sobre una hoja de papel. Aseguramos el último nudo con silicona o pegamento si no lo hemos hecho aún.

Peinamos la pluma y la pegamos a la hoja de papel con la cinta de papel adhesiva. Para este paso debes utilizar una cinta que pegue para que la pluma no se mueva, pero no demasiado para que después la podamos quitar sin problemas.

Dibujamos nuestra pluma sobre la cinta de papel y recortamos. Despegamos la cinta y peinamos.

Vamos dando forma a la pluma con los dedos. Hay mucha gente que moja la pluma y la deja secar para que coja la forma. He visto otros vídeos que mezclan agua con jabón y pulverizan la pluma con un spray. Creo que humedeciéndonos los dedos con un poco de agua podemos ir dándole forma sin complicarnos más, al menos en mi caso con el hilo que estoy utilizando.

Si es un hilo más rebelde o más grueso, quizás tengas que utilizar el agua con jabón para darle la forma que deseas.

Peinamos nuestras plumas y reservamos los hilos que nos sobran porque el domingo los váis a necesitar, luego os explico.

Ahora cortamos varios hilos para atar las plumas a la rama natural. Si no quieres hacer un wall hanging con tus plumas, también puedes hacer llaveros, pendientes o colgantes. Si haces el hueco del nudo más grande, puedes colgarlos en los pomos de tus puertas o ventanas.

Atamos las plumas a la rama y aseguramos los nudos con un poco de silicona. Atamos otro hilo en la parte superior de la rama para poder colgarla de la pared.

Ahora sí que tenemos nuestra decoración de pared acabada!!! ¿Qué te parece?? Las plumas de macramé son muy entretenidas de hacer, pero me encanta como quedan ¿Y a ti?

Espero que el post te haya sido útil y te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos la semana que viene!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *