Cómo regar terrario de Suculentas y Cactus

Las suculentas y los cactus provienen de zonas áridas y absorben el agua del riego rápidamente, almacenándola en sus hojas, tallos y raíces. Estas dos especies de plantas son muy resistentes y fáciles de cuidar, pero si las regamos en exceso, las mataremos rápidamente. Así que debemos saber cuándo y cómo regar nuestras suculentas y cactus para que vivan felices y sanos.

Si el tema del riego ya es un poco complicado en los cactus y suculentas plantados en maceta… cuando están en terrarios, la cosa se pone un poco peor. Si queremos que nuestras plantas sobrevivan, debemos ser muy cuidadosos con el riego.

Para saber cuándo debemos regar nuestros cactus y suculentas, debemos seguir los mismos pasos que te expliqué en el post de cómo y cuándo regar tus suculentas en macetas, te dejo el vídeo a continuación, pero ahora igualmente lo vuelvo a explicar.

Solo regaremos nuestras plantas cuando la tierra esté completamente seca, para saber si la tierra está completamente seca, introduciremos un palillo de madera y si al sacarlo sale completamente limpio, podemos regar.

Al no tener agujerito para desaguar el agua sobrante… debemos ser muy rigurosos con la cantidad de agua. Para la supervivencia de nuestras plantas, también debemos proporcionarles un buen sustrato con diferentes capas con la finalidad de que las raíces se aireen y no se pudran por la acumulación de agua. Os dejaré el vídeo en el que explico todas las capas que debe tener un terrario de suculentas y cactus a continuación.

Para regar un terrario de suculentas y cactus podemos utilizar una botella de biberón o una botella con el tapón agujereado o con un pitorro para tener más control en la cantidad de agua que echamos.

Dependiendo del tamaño de la planta, echaremos más o menos agua como puedes ver en el vídeo. El agua que echemos no puede inundar el terrario ni filtrar hasta las capas inferiores del sustrato. Debemos echar el agua alrededor de la planta, nunca por encima. No debemos utilizar rociadores o sprays, ya que éstos no llegan a las raíces y solo pueden favorecer a la pudrición de las hojas.

Si es invierno y hay humedad en el ambiente, nos daremos cuenta que los riegos deberán ser más espaciados. En cambio, en verano con el calor, deberán ser más frecuentes. Es mejor regar de menos que de más en el caso de las suculentas y los cactus, así que hasta que conozcas cómo se comportan tus plantas, empieza echando muy poca agua.

En resumen, solo regaremos nuestros cactus y suculentas cuando la tierra esté completamente seca, regaremos con poca agua para que ésta no llegue a las capas inferiores del sustrato, solo mojaremos la tierra y siempre regaremos con una botellita con la que podamos ejercer control sobre la cantidad de agua que echamos. Recuerda que en el caso de las suculentas y los cactus es mejor regar de menos que de más.

Algunos consejos para que tus plantas en terrario vivan felices y sanas es poner diferentes capas de sustrato para que las raíces se aireen y colocar el terrario en un lugar dónde reciba mucha luz solar indirecta. Si recibe luz solar directa, el cristal con el sol puede hacer un efecto lupa y provocar quemaduras irreparables en nuestras plantas.

Espero que este post te haya sido muy útil y que te ayude al cuidado de estas maravillosas plantas 😉

Nos vemos pronto en la sección de jardinería!!!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *