Cómo hacer pendientes y collares de flecos fáciles

Holaaa!!! Bienvenid@s a un nuevo post de Artencasa!!! Hoy quiero explicarte cómo hacer pendientes y collares súper fáciles y bonitos de flecos 😉 Espero que te encanten.

No te pierdas el vídeo completo aquí.

Ahora que se acerca Navidad, el amig@ invisible… es un regalo muy bonito y barato para hacer.

Para hacer este conjunto de collar y pendientes necesitarás los siguientes materiales:

  • Cuerda de ante plana
  • Engarces de bisutería con anilla
  • Cadena
  • Bases para pendientes
  • Pegamento
  • Tijeras y alicates de bisutería
  • Celo
  • Pintura dorada y pincel

El primer paso es cortar 8 tiras de ante de unos 28 centímetros. Si quieres un collar más pequeño, puedes cortar tus tiras más cortas.

Los engarces de bisutería con anilla que he utilizado para el collar son de 4,5 centímetros.

Cerramos el engarce con la ayuda del alicate con la punta redonda. Para hacer este paso, va súper bien y no es nada caro.

Pasamos las 8 tiras de ante por el engarce. Las apretamos todas con la misma fuerza. Si utilizas un ante plano como yo, es importante que las tiras no se giren, antes de apretar los nudos, fíjate que las tiras están del derecho.

Las tiras más difíciles son las últimas, si hay alguien contigo mientras haces el collar le puedes pedir que te sujete el engarce mientras pasas las tiras, si estas sol@ como yo, pues haz lo que puedas, con paciencia y un poco de maña lo haces seguro. Yo he puesto una pinza al final del engarce para que me fuera más fácil anudar las últimas tiras.

Como son tiras sueltas, vamos a tener que pegarlas para que se mantengan un poco unidas. Para ello, pegamos un trozo de celo al collar y cortamos 2 tiras de ante y las pegamos por la parte trasera al collar.

Hacemos lo mismo un poco más abajo. De esta forma, el collar tiene movilidad, se ven las tiras sueltas, que para mí es lo bonito de este colgante, pero a la vez, quedan bien puestas.

Mientras se secan las tiras traseras, le damos la vuelta al colgante y lo sujetamos con celo. Ahora le quiero dar forma de V para que acabe en punta.  En el centro quiero que mida 11 centímetros y en los laterales 8,5 centímetros.

Hay 16 tiras, así que marca las 2 tiras centrales a 11 centímetros y las 2 laterales a 8,5 cm. Con una regla dibuja una línea desde un lateral hasta el centro y después otra línea desde el otro lateral hasta el centro. Pon un poco de celo para que las tiras no se muevan y córtalas.

Corta también el sobrante de las tiras que hemos pegado por detrás del colgante. Ya puedes quitar el celo.

Ahora ya podemos poner la cadena. Como quiero que sea un collar largo, he utilizado una cadena de  unos 84 centímetros. Abrimos el último eslabón de la cadena y lo pasamos por el aro del engarce. Hacemos lo mismo con el otro lado. Ya tenemos nuestro collar.

Ahora vamos a por los pendientes.

Cortaremos 3 tiras de 10 cm para cada pendiente. Anudamos las tiras al engarce como hemos hecho con el collar.

Cortamos el trozo de engarce que sobre pero contando con el trocito que vamos a enrollar.

Con la ayuda de los alicates con punta redonda, hacemos un arito con la punta del engarce.

Giramos el pendiente y lo sujetamos con un celo.

Pegamos un trozo de ante por detrás como hemos hecho con el collar, para que las tiras queden sueltas pero ordenadas.

Mientras se seca lo giramos y lo sujetamos con un trozo de celo por la parte delantera.  Marcamos las 2 tiras centrales a 3,5 centímetros y las 2 laterales a 3 centímetros. Dibujamos unas líneas desde las marcas exteriores a las interiores dando forma de V.

Ponemos un celo antes de cortar para que las tiras no se muevan y las cortamos.

Ya podemos quitar el celo y recortar los sobrantes de la tira que hemos pegado por detrás.

Para hacer estos pendientes he utilizado 15 eslabones de la cadena. 7 por un lado, 7 por el otro y el central para unirlo a la base del pendiente.

Por lo tanto, cortamos un trozo de cadena con 15 eslabones y unimos los laterales a los aritos del engarce.

Hecho esto, unimos el eslabón central de la cadena a la base del pendiente. Si no es el eslabón central, lo notarás.

Como este pendiente tiene derecho y revés, coloca la base del pendiente en consecuencia para cuando te los pongas, la parte bonita debe quedar hacia fuera.

Ya tenemos los pendientes y el collar hechos, pero les quiero dar un toquecito de color.

Ponemos un celo para dividir los pendientes y los colgantes, la parte que queramos pintar y la que no. Pintamos la punta con pintura dorada. Debe ser una pintura para tela o cuero.

Dejamos secar y retiramos el celo. Y éste es el resultado!!! Bonito, ¿verdad? A mí me ha encantado!!! ¿y a ti?

Espero que el post te haya sido útil y te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Si quieres ver cómo hice este marco organizador de pendientes, no te pierdas el siguiente vídeo:

Nos vemos la semana que viene!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *