Cactus en tazas. Idea para reciclar tazas viejas

En el post de hoy te propongo una idea para reciclar tus tazas viejas o desportilladas, ya verás como te encanta y además es muuuuy fácil de hacer.

Para hacer este proyecto necesitarás los siguientes materiales:

Esta taza me la regaló mi madre hace un par de Navidades y al poco tiempo de estrenarla, le di un golpe y se desportilló. Me sabía mal tirarla porque me gustaba mucho, así que la guardé en un cajón hasta que buscando ideas por Internet, encontré esta, reciclarla como maceta 😉

Al no tener un agujero en el fondo para drenar el agua cuando la riegas, hay que poner varias capas de sustrato para eliminar la humedad sobrante. Igualmente, debes tener en cuenta que los cactus se deben regar bien poco para que no se pudran y mueran.

La primera capa es arena. Puedes comprarla en el garden o cogerla tú mismo en la playa.

Después, en la segunda capa ponemos un poquito de Sphagnum. Como ya he explicado en varias ocasiones, el Sphagnum o esfagno, también conocido como musgo de turbera, es un gran absorbente y un elemento que aunque prescindible, te da más garantías de que las raíces de las plantas suculentas y los cactus no se pudran por el agua estancada.

La tercera capa es carbón activado. Este absorbente ayuda a airear las raices de tus plantas. Lo venden en el garden o las tiendas de animales (especialmente las que venden peces).

La cuarta capa y última capa es la tierra, puedes utilizar tierra especial de cactus o tierra normal.

Una vez hecho esto, hacemos un hueco con los dedos suficientemente grande y profundo para que quepa la planta.

Colocamos el cactus con cuidado. Para no pincharnos, es aconsejable utilizar guantes de jardinería.

Rellenamos los laterales con tierra. Un truquillo para poner la tierra dónde realmente quieres sin que se caiga por los lados y sin enterrar el cactus con ella es utilizar una hoja de papel enrollada. La abertura superior, por dónde metemos la tierra, hazla un poco grande para que no se caiga la tierra por los lados y la abertura inferior, por dónde sale la tierra a la taza-maceta, hazla un poco más pequeña para tener más precisión a la hora de colocar la tierra.

Apretamos la tierra con los dedos con cuidado de no pincharnos con el cactus y si hace falta, rellenamos la taza un poco más.

Ha llegado el momento de decorar con piedras blancas. Ponemos varias piedras hasta cubrir toda la tierra y ya tenemos nuestro cactus a la taza listo.

Y así es como ha quedado…

Si quieres ver cómo hice esta jaula con suculentas, haz clic aquí o en la imagen 😉

Si quieres ver cómo hice y decoré estas macetas de cemento no puedes perderte estos posts:

Te gusta la florecita??? Es mona, verdad???

Espero que este proyecto te haya gustado y que te haya servido de inspiración para tus propias manualidades.

Y recuerda: Si lo puedes imaginar, lo puedes crear.

Nos vemos la semana que viene!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *